Gracias al alivio del dolor y a la liberación de las contracturas musculares antes de un masaje manual, el efecto general del masaje es mayor y un masaje intenso resulta más soportable para el paciente.

Con la actuación de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia Biomag se acelera la expulsión de metabolitos ácidos (mediante una mayor actividad del lactato deshidrogenasa y mejor perfusión). De esta forma se mitiga el dolor y se liberan los espasmos musculares dolorosos (contracturas). Se ha demostrado además una significativa deceleración de los conductos nerviosos, fenómeno que también contribuye a la relajación muscular.

Por eso se utiliza el efecto analgésico y miorrelajante de la magnetoterapia para aliviar el dolor, relajar los músculos esqueléticos y disminuir el tono muscular como preparación inmediatamente seguida del masaje. Es un procedimiento adecuado para todos los dolores de espalda y extremidades donde se utilizan las técnicas de masaje y para deportistas tras una actividad física intensa o entrenamiento.

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia antes del masaje.

Estudios clínicos según patologías:

Diagnóstico relacionado: Antes del masaje