La artrosis de las articulaciones a causa de cambios degenerativos empieza en primer lugar con un desgaste del cartílago articular y después de su degeneración, los bordes de la articulación afectada reaccionan formando protrusiones y provocando cambios osteoartróticos.

En segundo lugar, se puede perjudicar también el tejido blando y ligamentos circundantes de la articulación. La lesión consiste en una deformación de la articulación, limitada capacidad de movilidad y dolores. La artrosis afecta con mayor frecuencia a las articulaciones de los hombros, caderas o rodillas.

En el desarrollo de la enfermedad puede influir la edad, cambios innatos en las articulaciones, cambios traumáticos, carga excesiva, influencia metabólica, etc.

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes, que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia en el tratamiento de esta patología.

Estudios clínicos según patologías:

Diagnóstico relacionado: Artrosis de las articulaciones