El síndrome del hombro doloroso incluye discapacidad de una o más estructuras blandas de la articulación del hombro: músculos, tendones, bursas, ligamentos, cápsulas articulares o labrum glenoideo, que a menudo no tiene relación directa con la lesión en el hombro.

Las causas del síndrome de hombro doloroso son trastornos musculares del manguito rotador, afecciones inflamatorias o degenerativas, inflamación de las cubiertas de las articulaciones, trastornos primarios de la articulación acromioclavicular, cambios secundarios de la columna cervical, etc.

En los estados crónicos graves se produce la contractura fibrosa reflexiva de la cápsula articular. Gradualmente va empeorando la movilidad de la articulación del hombro desarrollando el llamado síndrome del hombro congelado.

Si la abducción del brazo a unos 60-120° es dolorosa, se trata del llamado síndrome de pinzamiento, es decir una lesión de los tendones del manguito rotador, o en general de la opresión en el espacio subacromial por otra causa (p. ej. bursitis). En el caso del síndrome de pinzamiento, suele ser mucho más dolorosa y limitada la rotación en el interior que en el exterior. A diferencia del hombro congelado donde hay una limitación significativa del movimiento en todas las direcciones.

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia en el tratamiento de esta patología.

Estudios clínicos según patologías:

Diagnóstico relacionado: Capsulitis adhesiva