Las primeras señales de la ciática pueden ser dolores ocasionales en la columna lumbar cuyo resultado puede ser el daño agudo del disco intervertebral y prolapso de su núcleo al canal espinal con la siguiente opresión de la raíz del nervio ciático, más a menudo entre la columna lumbar y sacra (L-S1).

El síndrome lumbociático (ciática aguda) es una opresión de los nervios radiculares en el área de la columna lumbar y del sacro con dolor irradiado hacia los miembros inferiores con dolor agudo intenso y movilidad limitada.

La causa de la ciática más frecuente es una inflamación del nervio (neuritis ischiadica), esfuerzos físicos en posición menos fisiológica y enfriamientos. La ciática a menudo ocurre tras un movimiento brusco, levantando una carga en posición menos fisiológica, etc.

El resultado son contracturas de músculos dolorosas a lo largo de la columna vertebral. Según el lugar del prolapso, la propagación del dolor varia.

En el caso de la hernia discal entre las vértebras L3-L4, el dolor se propaga a lo largo de la parte delantera de la pierna, en la afección entre las vértebras L4-L5, los dolores aparecen en los lados y en la hernia discal L5-S1, el dolor surge en la vértebra y se propaga a lo largo de la parte trasera de la pierna hasta el talón.

 

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes, que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia en el tratamiento de esta enfermedad. 

Estudios clínicos según patologías:

Diagnóstico relacionado: Ciática (aguda)