En la enfermedad isquémica de las extremidades inferiores, la causa más común del cierre o estrechamiento de las arterias es la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), trombos (coágulo de sangre), la enfermedad de Buerger y una vasoconstricción debido al daño a los nervios autónomos que regulan el lecho vascular.

El factor de riesgo principal para el origen de la isquemia de los miembros inferiores es el tabaquismo, la falta de actividad física, la edad avanzada, el estrés, obesidad, hipercolesterolemia, hipertensión, diabetes, etc.

El estado requiere un examen vascular especializado y un tratamiento a tiempo, según la fase y localización de la afección (eliminación de los factores de riesgo, ejercicio, tratamiento vasodilatador y anticoagulante, y hasta la intervención quirúrgica).

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes, que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia en el tratamiento de esta patología.

Estudios clínicos según patologías:

Diagnóstico relacionado: Isquemia en extremidades