El campo magnético afecta y determina directamente el aspecto de las  agrupaciones y formaciones del agua. Se ha demostrado que la absorción de rayos ultravioletas en el agua magnetizada es diferente a la absorción en el agua no magnetizada. Gracias a la magnetización, el agua adquiere propiedades únicas y biológicamente excepcionales. El agua se ablanda (se disminuye la tensión superficial) y cambia la propiedad de su sabor.

Los experimentos han demostrado que con el consumo de agua magnetizada el organismo es más inmune a las infecciones. El agua magnetizada tiene efectos reguladores en el aparato digestivo y evacuaciones intestinales, y al mismo tiempo actúa como diurético.

Se describen ciertos efectos anti-arterioescleróticos, calmantes para el sistema nervioso, se acelera el proceso de desintoxicación y regeneración de los tejidos.

Se han realizado también los primeros experimentos con animales en los que se han observado efectos anticancerígenos.

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes, que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia.

Estudios clínicos según patologías:

Diagnóstico relacionado: Magnetización de agua