Nervios oprimidos

¿Sufres de dolores que disminuyen con el tiempo pero luego vuelven a atacar? ¿Están acompañados por hormigueos, disminuye la sensibilidad y movilidad de la parte afectada? Una de las causas puede ser la opresión de los nervios.

No posponga la visita al médico. Solucione su problema de salud a tiempo. ¿Quiere encontrar una solución a la presión sobre un nervio ahora? Puede utilizar nuestra consejería médica.

Útlak nervov - popis diagnózy a liečba
Fotografía Nervios oprimidos

Descripción de la opresión de los nervios y las causas

La opresión nerviosa puede aparecer en diversos lugares del cuerpo humano. Las causas pueden ser la hinchazón, lesiones, tumores, inflamación y otras enfermedades.

A diferencia del estado agudo, en el caso de la opresión crónica se trata de molestias continuas que se alivian o empeoran temporalmente. Suele ser consecuencia frecuente de cambios degenerativos de la columna vertebral.

La opresión nerviosa crónica puede ocurrir en la artrosis. Es una opresión de los nervios radiculares en diferentes zonas de la columna vertebral con dolores severos mayormente en la columna lumbar y sacra. Los estados avanzados pueden llevar a parálisis del paciente.

La opresión nerviosa crónica a menudo aparece también en síndromes del estrecho avanzados. Se trata de opresión de los nervios, vasos sanguíneos y tendones en el estrecho entre los huesos y las tiras fibrosas.

Las causas de estas opresiones son:

  • carga excesiva unilateral a largo plazo,
  • debido a vibraciones, frío o presión, algunas herramientas de trabajo,
  • postura incorrecta.

Esto puede dar lugar a síndrome del túnel carpiano, a daños por presión en el nervio del codo, o bien a daños por presión en el nervio de la pantorrilla detrás de la cabeza del peroné, pero también a muchas otras afecciones.

Tratamiento de la opresión nerviosa – cómo deshacerse de los dolores

El tratamiento de la opresión de los nervios se basa en solucionar la causa de la afección.

En el caso de la opresión de los nervios radiculares de la columna vertebral, se inicia la rehabilitación y la terapia física.

En el caso de los síndromes del estrecho, el objetivo del tratamiento inicial es reducir la carga y aplicar la ortesis. Para aliviar el dolor y prevenir la inflamación se pueden administrar antirreumáticos no esteroideos.

En etapas avanzadas de artrosis a menudo es necesaria la solución quirúrgica. La cirugía se requiere tan sólo en etapas graves de la enfermedad. En el caso del daño severo o leve del nervio en el síndrome del estrecho, también es necesaria la cirugía.

  • Estado crónico: Estado con desarrollo gradual y a largo plazo.
  • Antirreumático no esteroideo: Medicamento no esteroideo contra el dolor, la inflamación y la fiebre.
  • Síndrome del túnel carpiano: Conjunto de síntomas causados por opresión de los nervios, vasos sanguíneos y tendones en el pasadizo desde el antebrazo hasta la palma de la mano que está formado por huesos del carpo y tiras fibrosas.
Zákazník ES